Kes

The dog

Nada más entrar al taller de Cath, una pequeña vibración empieza a sentirse a través de su característico suelo de madera, seguido del sonido del tintineo de unas pisadas propias de un perro. Kes se auto presenta enseguida.

 

Un pit bull dorado con manchas blancas, de complexión fuerte y corazón blando. Kes, The dog, es la pura antítesis de su fama. Un ser lleno de ternura y un remanso de amor que, con esos ojillos redondos y curiosos, observa cada detalle de su alrededor y parece entenderlo todo.

 

No llevamos mucho tiempo en el taller cuando me doy cuenta de que Kes es el mayor apoyo e inspiración para Cath, y que nada sería igual sin una de las dos piezas, pues nos confiesa que Kes hace los mejores posados de sus creaciones.

 

The girl, llama su atención con una pelota y se la lanza en dirección a otra sala.

Catherine

The Girl

Ella tiene un perfecto español y un deje parisino que pone de manifiesto sus orígenes.

 

Catherine nos cuenta que pasa la mayor parte del tiempo produciendo sus propias piezas de características únicas, pero también recorre los showrooms más estilosos de Italia, Paris y Madrid en busca de los accesorios que marcan las últimas tendencias.

 

Hasta ahora, Cath ha recorrido los mercados más emblemáticos para vender sus piezas a todas aquellas personas que buscan diseños inimitables con personalidad parisina pero, después de 25 años de experiencia, quiere más. Quiere llegar a más gente y estar más cerca de su público.

 

Así que, aquí estamos, sentados a su lado en su maravilloso taller para ponerle cara a su último proyecto: su página web. ¡Esperamos que la disfrutes!